A un girasol solitario

 










Un bello e inspirado texto de Joaquín Lourido. Una prosa poética que deja al descubierto los sentimientos más eximios, el amor más preciado, la felicidad sin tapujos.



A UN GIRASOL SOLITARIO 


Me encanta verte despertar con los ojos brillantes y las manos apuradas buscando sueños, descubriendo las esperanzas escondidas en tus bolsillos, me atrae verte rebuscando entre revoluciones, inventando nuevas formas de pensar; conspirando para el mundo.... me gusta percibir tus girasoles dilatados siempre buscando; me gustan tus suicidios constantes, tus ausencias selectivas, tus risas intermitentes, la dulzura que espolvoreas por donde pasas..... me seduce verte rebuscando argumentos para defenderte.... 

Me gusta cuando tus pupilas capturan mis miradas, cuando tus brazos abrazan mis neurosis, cuando tu lengua escribe poemas interminables sobre mi piel tibia, cuando eres tan tirana y tus torturas se basan en un silencio o una ausencia. Voy saliendo de una alcantarilla; canturreando I`m your woman; tarareando el amor con tus ojos al borde de la fatalidad, llorando pedacitos de tiempo, caminando descalzo, pisando primaveras; perdiéndome en tu respiración, escondiéndome detrás de tu sombra con las manos llenas de mariposas violetas.... con mi desorientación selectiva y mis miedos escogidos, mis porqués en los bolsillos y revestido de ambivalencia con olor a dulce de leche.... 

Me cautivan tus ojos preguntones, inquietos; las arrugas intermitentes de tu frente cuando te paseas por las dudas, aterrizas en la fatalidad y congelas abismos.... me deleitas en el tira y afloja cotidiano de la verdad negociada, Me gustas entre mis crisis y tus tragedias... cuando me pides argumentos a mi verdad vagabunda... Me apeteces entre la palma y mi selva, entre el campo y el asfalto. En fin me gustas en la aurora y en el crepúsculo... en el presente y el pasado... parados en mitad de la frontera con futuro incierto y sin promesas…



11 comentarios:

  1. Muy bonito. He pasado un gran rato agradable con este recitado. Enhorabuena al autor y a la voz. Besos.

    ResponderEliminar
  2. Nos traes con tu voz, en palabras de Joaquin Lourido, una prosa poética que es un bello y extenso poema. ¿Dónde está el límite? ¿Dónde la linde que separa un poema tan bien recitado de la emoción? Felicidades a ambos.
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Menuda sorpresa me llevo Nerim. Gracias por aportar con tu voz cálida y mágica esta prosa poética que de verdad la llevo en el corazón y en el alma. Agradecerte en darle vida a mis palabras es muy poco. Estoy muy emocionado y espero que la musa -depués de escucharte- pueda estarlo como yo o más.
    Las emociones y los pensamientos no tienen límites. Por lo tanto una vez más reitero mi máxima gratitud. Besos al alma, querida amiga y Feliz Día !!!

    ResponderEliminar
  4. Un bello texto que, como siempre, en tu voz se engrandece. Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Realmente una prosa poética especial y preciosa. he disfrutado el escrito y llegar a este blog. Escucharlo en voz también resulta muy bonito. sobre todo cuando se hace con oficio y calidad.
    Un fuerte abrazo.
    José.
    Te sigo...

    ResponderEliminar
  6. Perfecta combinación de voz y texto.
    Un placer pasar por tu casa.
    Enhorabuena al autor y a la anfitriona.
    Un abrazo desde Pueblo poeta.

    ResponderEliminar
  7. Preciosa!! Perfecta armonia, texto y voz.

    :O)

    ResponderEliminar
  8. Una prosa poética, intensa, creativa, emocionada y original, que tú vas desgranando con tu voz clara y generosa...Una preciosidad para leer más de una vez, amiga..
    Mi felicitación y mi abrazo inmenso para Joaquín y para ti, Nerim.
    Feliz domingo, amiga.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  9. Hola, Nerím...aunque tarde, pero siempre vuelvo a los blog amigos. Encantada de leerte y escucharte. Que todo siga bien para tí. Un beso.

    ResponderEliminar
  10. Quino...es mucho Quino!!
    Besos!

    ResponderEliminar

Un comentario amable y positivo puede cambiar un día gris de invierno en un soleado día de primavera